¡Muy buenas!

Esta tarde me he terminado ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (también conocido como Blade Runner) y debo decir que se me ha hecho corto y me ha gustado bastante, aunque esperaba otra cosa 🙂 Aquí os dejo mis impresiones acerca del libro; cuando vuelva a ver la película (ya caso no me acuerdo de nada) vendré a hacer la comparación.

Título: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?
Autor: Philip K. Dick.
Traducción: César Terrón.
Ficha en Goodreads

Sinopsis: El futuro. La sobreexplotación de los recursos naturales ha eliminado prácticamente a todos los animales, creando un mercado de réplicas mecánicas y convirtiendo a los animales reales en preciadas reliquias. La falta de esos recursos en la Tierra ha obligado al hombre a colonizar otros planetas, y para trabajar en sus duras condiciones ha creado réplicas de humanos conocidas comúnmente como andrillos.

Comentario: Como he dicho más arriba, este libro no era lo que me esperaba. Pero no se trata de algo malo: iba con una idea preconcebida del libro y ha resultado ser otra diferente. Esperaba unos personajes más definidos y una relación entre humanos y androides más desarrollada; sin embargo, me he encontrado con personajes que sin ser carismáticos no desmerecen la trama.

El tema principal de si los androides son peores que los humanos sólo por no ser orgánicos, cuando muchos sienten como si lo fuera, está muy bien llevado en el libro. Durante toda la obra podía empatizar con ellos, sobre todo con Luba Luft; y sin embargo me ha sorprendido el final, pues con los androides finales es con quienes menos posibilidades de empatía hay. Ellos son la prueba de que lo que el protagonista, Rick Deckard, ha creído toda la vida es cierto. Y lo mismo pasa con Rachel Rosen, que al final del libro comete un acto atroz que, si bien parece motivado por una rabia de origen humano, carece por completo de empatía por otros seres vivos; dando una vez más la razón a los humanos.

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? es un libro que no te engancha por los personajes, sino por la trama que presenta (de acción muy rápida, sucede todo en un sólo día y sobre todo por sus conflictos morales, en el tema del trato de los seres humanos a otras especies (animales y androides) y entre ellos mismos, pues incluso entre los propios humanos hay categorías (como vemos en los capítulos de J.R. Isidore, que me han encantado). Dick deja entrever una sociedad perdida y programada, donde hasta los humanos deciden qué sentir (y algunos tienen miedo de no volver a sentir por sí mismos) y que en el fondo no les diferencia tanto de los androides que persiguen los cazadores de bonificaciones.

¿Lo recomiendo? Sí. Es corta, entretenida y te hace reflexionar mucho.

Valoración: ♥♥♥♥

Anuncios