¡Muy buenas, lectores!

Febrero termina y con él llega marzo, lo que significa varias cosas: llega la primavera, las alergias se disparan y yo cumplo años… pero también significa que abril está a la vuelta de la esquina y, con él, el Camp Nanowrimo. ¿Cómo? ¿Que no sabéis lo que es?

Get lost. Write.
Get lost. Write.

Os lo explicaré.

El Camp Nanowrimo nace como un spin-off, que diríamos, del NaNoWriMo (National November Writing Month), un mes -noviembre- durante el cual gente de todos los países, edades y culturas distintas se juntan -nos juntamos- de manera online para escribir una novela en un mes. O 50000 palabras, al menos. Es es el reto. Si os suena a locura… es porque lo es. Yo lo he hecho, por primera vez este año, y puedo anunciar con orgullo que conseguí completar el reto. Y que volvería a participar ya mismo. Se realizan actividades, online y en ciudades; se comparten recursos; se escribe a todas horas y utilizas las redes sociales para hablar del tema continuamente… Es el momento ideal para compartir tu obsesión, esa que a ti te persigue a todas horas, con el mundo entero y que tus amigos no te odien por ello.

Pero sólo es en noviembre, y para cubrir esos once largos meses restantes nació el Camp Nano. Es como el NaNoWriMo, pero mucho más relajado. Para empezar, tú mismo te marcas el número de palabras que quieres escribir. ¿50000? ¿30000? ¿10000? Las que tú quieras. En segundo lugar, no tienes por qué escribir una novela. Puedes, por ejemplo, aprovechar para trabajar en la edición de la novela que creaste en noviembre. O planificar la siguiente; lo que tú quieras. Y, para finalizar, al ser un campamento se te asignan cabinas, grupos de trabajo de once personas con gente que escribe lo mismo que tú; o, como novedad este año, puedes crear cabinas privadas con tu propio grupo de amigos.

El Camp Nano dura todo el mes y no se hace sólo en abril: también se lleva a cabo en julio. Para participar sólo tenéis que registraros aquí y crear vuestra novela, y cuando comience abril, ¡a escribir! Yo ya he creado la mía, aunque más que de una novela se trata de un compendio de relatos cortos que tengo en mente, dirigidos a varias antologías y certámenes en los que quiero participar. Mi cuota son 25000 palabras (son relatos, al fin y al cabo), y esta vez espero conseguirlo de verdad; porque el año pasado participé en ambas ediciones y, la verdad… no me comí un colín, como quien dice.

Si os animáis a participar, ¡decídmelo! Si compartís vuestro nombre de usuario podríamos incluso crear una cabina conjunta. No estaría mal, ¿eh?

¡Feliz lectura, y suerte si participáis!

Anuncios