El viernes 27 de febrero acudí a la presentación del libro La Ciudad de la Memoria, de Santiago Álvarez, que se llevó a cabo en el Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Murcia. Nunca había estado en la presentación de un libro, ¡y salí encantada!

Santiago Álvarezel autor (murciano residente en Valencia) vino acompañado de su fiel libreta y un estupendo boli naranja (con el que luego estampó su firma en mi ejemplar); y contestó a todas y cada una de las preguntas que le hizo su anfitrión Jerónimo TristanteTambién contestó con amabilidad y paciencia a todas las preguntas que le realizó el público, siempre muy atento.

Cubierta_La Ciudad de la Memoria_26mm_050115.indd

Durante la presentación, Santiago nos habló de su libro La ciudad de la Memoria, ¡y tuvo mucho cuidado de no estropearnos el final!. Nos contó, por ejemplo, cómo había nacido esta historia: por un sueño. Mejías, su protagonista, se le presentó en un sueño tan extravagante que tuvo que levantarse y plasmarlo en papel; un nacimiento de un héroe tan de película que sólo podía dar a luz a Mejías.

Pero, ¿quién es Mejías? Averiguamos mucho sobre él durante la presentación. Mejías, detective privado, el protagonista al que no se describe nunca y que vive en su propio mundo en blanco y negro. Su vida es un cliché tras otro de tramas de cine negro; y Santiago nos contó cómo decidió tomar cada uno de esos clichés y plasmarlos (con maestría, si se me permite) en el papel, dándoles vida a través de Mejías.

La presentación nos dejó grandes momentos y frases memorables. Una de mis favoritas, y con la que Santiago atrapa el espíritu de su obra, es la siguiente:

El pasado brilla con la fuerza de lo auténtico.

Y es que, como era de esperar, el pasado es el protagonista conjunto de la obra. El pasado, y el futuro, preocupan tanto al autor como a Mejías, quien vive desencantado con el presente y añora a los hombres como Boggart, que se enfrentan a la vida de cara.

Durante la presentación me atreví a hacerle un par de preguntas a Santiago, quien las contestó encantado. La primera fue hasta qué punto se identificaba él con Mejías, a lo que respondió que más que identificarse con él, ¡lo querría como amigo! También le pregunté por el futuro de Mejí y Berta, su estupenda compañera, a lo que nos adelantó que al menos nos esperan tres aventuras más con estos grandes valencianos.

La presentación duró casi dos horas y luego pudimos acercaros a él para que nos firmara los ejemplares (el mío corrí en un momento a comprarlo, ¡aún no lo tenía!) y a hablar con él. Fue una gran experiencia; y me ha prometido una entrevista para el blog en cuanto termine de leerme su libro. Ya me falta poco (es adictivo) ¡así que estad atentos!

Os dejo con una gran frase, de todas las que se dijeron esa tarde:

Tú no coges un libro; el libro te coge a ti.

¡Feliz lectura!

Anuncios