Hace mucho que no vengo por aquí, aunque no porque me haya olvidado; simplemente, no he tenido tiempo. Mis esfuerzos han ido concentrados a un relato para una antología y a mi nuevo trabajo; sobre todo a esto último. He dejado un poco la novela de lado, pero vuelvo con energías renovadas para retomarla; y aunque durante el Camp Nanowrimo no conseguí mi objetivo (sólo un relato de dos), estoy bastante contenta con mi vida ahora mismo.

Sobre todo por mi nuevo trabajo: ¡por fin soy escritora a tiempo completo! Aunque algunos puedan considerarlo más periodismo, a mí por ahora me vale: estoy trabajando para una web de tecnología Android, y casi todos mis esfuerzos van hacia sus artículos y noticias. Es cierto que yo no soy la persona con más conocimiento de tecnología móvil del mundo, pero me dieron la oportunidad y ahora me dedico a tiempo completo a informarme y tratar de llevar las mejores reseñas y noticias del mercado. También colaboro con Portal Hoy, una web de tecnología en general, y estoy muy contenta con cómo me van las cosas laboralmente hablando; al fin y al cabo me pagan por escribir, lo que siempre había querido hacer.

En el terreno de la ficción, voy a retomar la revisión de la novela hoy mismo y seguiré trabajando en el segundo relato que no pude terminar en el Camp Nano, aquél que iba a presentar al Certamen de literatura fantástica que os comenté hace un tiempo.

Y con esta entrada sólo quería decir que a) sigo viva; b) sigo escribiendo; y c) no os he olvidado. Volveré con más reseñas y entrevistas y más cosas de mi vida como escritora ahora que he conseguido asentarme en mi nuevo horario.

¡Feliz lectura a todos!

Anuncios