Quería haber hecho esta entrada ayer, como las anteriores, pero una exitosa exhibición de karate me lo ha impedido; ¡lo siento! Así que vengo hoy a contaros cómo me ha ido la tercera semana en este NaNoWriMo 2015, y si tuviera que describirla con una sola palabra esta sería agridulce. Por un lado, el lunes completé el reto con 50.422 palabras, ¡lo cual siempre es una alegría!

Nanowrimo 2015

Sin embargo, la novela no está aún corregida del todo y a lo largo de la semana pasada avancé muy poco. Estoy entrando en la zona problemática, la del acto final, y me está costando más de lo que me gustaría arreglarla. Por eso mismo todavía no he validado (puedes validar el reto a partir del día 20): aún me quedan días de noviembre y siento que tengo que dar el máximo de mi misma estos días para dejarla lo más terminada posible, aunque cuando termine el mes continúe trabajando en ella.

Hoy retomo la corrección con ganas después de un fin de semana bastante ocupado; por suerte, ya tengo la solución de uno de los problemas principales pensada, ¡y ahora sólo me queda escribir! Seguiré introduciendo mis números en el contador oficial y validaré el último día, ¡a ver cuántas palabras consigo! Volveré a contaros el final de mis aventuras a través de la arena el domingo que viene. Y vosotros, escritores, ¿cómo vais? ¿Habéis terminado el NaNo o continuáis tecleando?

Anuncios