Es martes, y los martes… ¡toca microcuento! (se oyen los vítores del público). Dejad que una escritora sueñe.

megustaescribir

 

Aquel martes me diste tu libro de ciencias y sé que lo hiciste sin pensar, por ayudar a una compañera que se había olvidado el suyo en casa. Gracias a tu amabilidad, o quizás a tu despiste, pude ver mi nombre entre las páginas, garabateado en el aburrimiento de una clase, y aunque fingí no haberlo visto aquello me dio fuerzas para decirte hoy lo que tanto tiempo he callado: creo que me gustas.

¿Cómo terminaríais vosotros este #microcuento?

Anuncios