El 17 de marzo fue mi cumplaños (pero no os digo cuántos cumplí, qué va) y lo celebré ese fin de semana con (casi) todos mis amigos, por todo lo alto y con una temática de lo más literaria: una fiesta de Harry Potter. El año pasado me animé ha organizar una fiesta para mi cumpleaños de El Señor de los Anillos, y este año he querido conmemorarlo recreando un auténtico colegio Hogwarts de Magia y Hechicería en casa de mis padres (que mi piso es muy pequeño para alojar a 13 personas).

Harry Potter Party
Las llaves voladoras de Flitwick invadieron mi salón.
Harry Potter Party
El contador de puntos de casas. ¡Ganó Hufflepuff!
Harry Potter Party
Velas flotantes y banderines de cada casa. ¡Y las lechuzas, que trajeron el correo por la mañana!
Harry Potter Party
No podía faltar el rincón de Honeydukes, con varitas de regaliz, ranas de chocolate, cucuruchos de cucarachas, grajeas de todos los sabores y nuestra propia fuente de chocolate.

Todos los invitados recibieron su propia carta de Hogwarts, con la lista del material y una invitación a la fiesta. ¡Y las cartas inundaron la casa!

Harry Potter Party
Umbridge colgó sus decretos, y había pósters por todas partes…

Además de la decoración, que se completaba con muchos carteles, pósters, revistas de Harry Potter, revistas de El Quisquilloso, recortes de El Profeta y un rincón de pociones, hicimos bastantes actividades. Destaco en particular la Ceremonia de Selección, con nuestro propio Sombrero Seleccionador que gritaba los nombres de las casas; la elección de varitas (cada invitado se fue con la suya propia, todas distintas y únicas y hechas a mano por el mismísimo Ollivanders); un par de partidas al Trivial de Harry Potter; y las clases de Hogwarts. Durante el fin de semana, pudimos acudir a una clase de Defensa contra las Artes Oscuras en la que nos enfrentamos a un montón de dementores; y a una clase de Transformaciones muy divertida (y original, si me permitís que lo diga). De esto no hay fotos, ¡porque estábamos muy ocupados viviéndolo! Pero es posible que tenga algún vídeo por ahí 😉

Harry Potter Party
Hagrid me trajo la tarta

Hubo regalos increíbles (voy a destacar tres: Harry Potter y la Piedra Filosofal Ilustrado, la varita de Remus Lupin y Dragon Age: Inquisition), muchas risas, nuestro propio photocall con el cartel de Se Busca, banquetes dignos de Hogwarts y,  en general, fue un fin de semana lleno de magia. ¡Y me estoy dejando muchas cosas fuera! Sólo puedo agradecer a mis invitados por venir desde tan lejos y preguntaros: ¿cuál debería ser el tema de mi próximo cumpleaños literario?

Harry Potter Party

Anuncios