Buscar

Laura Morán Iglesias

Página web y blog de Laura Morán, escritora de fantasía y ficción.

mes

julio 2017

Por qué decidí autopublicar ‘A través de la arena’

¿Por qué decidí autopublicar A través de la arena?

Es una pregunta que me hacen a menudo. ¿Por qué autopublicar, en lugar de intentarlo primero con una editorial? Como sabéis, A través de la arena es mi primera novela y decidí autopublicarla, directamente, sin enviar el manuscrito antes a ninguna editorial. Mi amigo Alberto Sánchez Navarro, autor de Iris (Ediciones Labnar, 2017) me hizo esta misma pregunta tras terminar de leer A través de la arena y me dijo, además, que podía haberla enviado a una editorial, que era material de publicación bueno. Otros amigos se han sorprendido incluso de que la haya autopublicado, porque desconocían que algo así fuera posible.

En sus preguntas no hay mala intención, tan solo desconocimiento sobre el mundo de la autopublicación o la creencia de que la autopublicación es para los rechazos editoriales.

Nada más lejos de la realidad.

La autopublicación es una vía más de publicación, igual de válida que la vía editorial. Autopublicar no implica que tu obra sea mala, que haya sido rechazada por editoriales o que sea un trabajo descuidado. Es cierto que, en el mundo de la autopublicación, hay de todo: mucho bueno y mucho malo. Cualquiera puede subir su libro a Amazon sin revisar ni nada. Pero, seamos honestos: también hay mucho bueno y mucho malo en un catálogo editorial. También hay editoriales que publican sus libros sin revisar, y luego te encuentras horrores como hobillo (esto lo he visto yo misma, no me vengáis a decir que no).

El Castillo Ambulante
El libro es precioso, pero su edición…

El problema de la autopublicación es que está estigmatizada: somos autores que no hemos pasado por el filtro editorial y que no hemos recibido el visto bueno de la policía de la literatura. Parece que si una editorial no te respalda tu obra es, por consecuencia, de segunda o de tercera. Y no es así.

Esta semana es la #SemanaAutopublicados, una iniciativa de Carmelo Beltrán para dar voz a las obras autopublicadas, a las joyas que se esconden detrás de los estigmas. Estad atentos al HT y conoceréis muchas obras nuevas, muchos autores desconocidos y, en general, mucho bueno.

Pero ahora os voy a contar, por fin, por qué decidí autopublicar A través de la arena.

¿Por qué decidí autopublicar A través de la arena?

La verdad es que, cuando me lo preguntan, no sé muy bien qué responder. Porque sí. Porque me pareció lo correcto. Y lo cierto es que creo que la autopublicación era el mejor camino para mí en el momento en el que acabé ATDLA. No porque no pudiera ser aceptada en una editorial, sino porque era lo que tenía que hacer.

A través de la arena
Portada diseñada por Laura López y por mí. Ilustración de Judith Chamizo.

He pasado años trabajando en A través de la arena. Llegó un momento en el que, si no la sacaba al mercado ya, no la sacaría nunca. Por eso la autopublicación se presentó como la vía adecuada: sin buscar editoriales, sin enviar decenas de manuscritos, sin esperar meses por una respuesta. No os equivoquéis: tardé mucho en autopublicarla. La corregí y re-corregí, me ayudaron a maquetarla, diseñamos la portada, las tarjetas, los puntos de libro… El proceso de autopublicación es lento y duro, pero es mío. A través de la arena es mía y de nadie más.

Esto no significa que no vaya a enviar nunca un manuscrito a una editorial: ahora mismo estoy preparando dos. Pero no A través de la arena. Autopublicar me ha dado la libertad que necesitaba mi proyecto y no me arrepiento de nada, aunque eso signifique que me tenga que encargar yo de todo, desde la escritura hasta la publicidad. No será la mejor obra del mundo, ni será mi mejor obra, pero está cuidada al detalle. Y tiene errores que se me han escapado, que he arreglado en las siguientes tiradas, pero esos errores son fruto de la inexperiencia y no de la dejadez.

Los productos autoeditados no están menos cuidados que los editoriales. No son de peor calidad (comprobad, si no, el catálogo de No Es Un Hobby). Lo único que no tienen detrás es un sello editorial que les brinde su apoyo. De alguna manera, autopublicar es incluso más difícil, porque tu eres escritor y editor, publicista y community manager, vendedor y repartidor. Y es una inversión: tienes que ahorrar para todos los pasos, invertir un dinero que no sabes si vas a recuperar algún día.

¿Que por qué decidí autopublicar A través de la arena?

¿Y por qué no?

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Anuncios

#AdoptaUnaAutora: 5 razones por las que he adoptado a Anna-Marie McLemore

En primer lugar, os quiero hablar de Adopta una Autora, una iniciativa que tenéis que conocer más que de sobra.  Adopta una Autora es un blog que busca “adoptantes” para las mujeres escritoras. Quienes adopten una autora, se comprometen a difundir su obra mediante, al menos, dos artículos sobre ella (uno de ellos, una reseña), que podrán ser publicados en el blog de quien adopte, en el de Adopta una Autora o en cualquier otro blog. Mi primera entrada sobre McLemore se publicó en La Nave Invisible: un artículo de investigación sobre la vida y las obras de la autora, para que vayáis conociéndola. En él, explico por encima los motivos que me llevaron a adoptarla, pero he decidido hablaros de ellos más en profundidad.

¿Queréis saber cuáles son?

1. Ha sido ganadora del premio Triptree Jr.

When The Moon Was Ours, su segunda novela, fue premiada con el premio Triptree Jr. 2016, que se otorga a obras que muestran una gran diversidad de género y que se atreven a ir más allá de lo normativo. Cuando leí la sinopsis de la novela ganadora, me enamoré completamente de ella y supe que tenía que leerla. Era la primera vez que oía hablar de McLemore y me caló muy hondo.

When the moon was ours

Debo reconocer que, en un primer momento, me pregunté qué autoridad tenía ella para hablar de los problemas de la gente trans. No me malinterpretéis: no quiero decir que no puedas escribir sobre el tema que quieras, pero creo que en ciertos aspectos es mejor que nos hagamos a un lado y dejemos a los protagonistas de estas historias (escritores y escritoras trans) sean quienes nos cuenten sus propios problemas. Sin embargo, McLemore conoce estos problemas de primera mano, ya que su marido es un hombre trans.

2. Sus novelas retratan una gran diversidad.

Algo que parece evidente, dado que ha ganado un Triptree. No obstante, su diversidad no se centra solo en el género: su primera novela está protagonizada por una chica de origen mexicano y un chico de origen rumano. ¿Cuántos héroes de novela tenemos que sigan las tradiciones mexicanas, o las rumanas? McLemore introduce diversidad de género, sexual y racial en sus novelas, algo que me parece especialmente importante teniendo en cuenta el público al que van dirigidas sus obras: un público juvenil, que tiene que verse representado sea cual sea su condición.

McLemore lo hace a la perfección.

3. Escribe fantasía juvenil.

Un motivo importante para que la adoptara es que escribe fantasía juvenil, ¡igual que yo! Sus novelas suelen tener un componente romántico que es el que mueve la trama, pero la magia forma parte íntegra tanto de esas relaciones como de la trama de sus novelas. En realidad, McLemore se mueve en el género del realismo mágico, ya que la magia se entremezcla con nuestra realidad sin que sean necesarias explicaciones de ningún tipo.

Como escritora de literatura juvenil, y también como lectora, me alegra encontrar ejemplos de artistas que se salen de la norma para ofrecer otra visión a sus lectores. La literatura juvenil, un género bastante denostado en los últimos años, es igual de grande e importante que cualquier otro género. Más, si tenemos en cuenta que influye en la formación de futuros adultos;McLemore ha tenido el valor suficiente como para mostrar otras realidades no normativas a los lectores más jóvenes.

The hardest times are when we need fairy tales most

Cuando todo es más difícil es cuando más necesitamos cuentos de hadas.

Anna-Marie McLemore, en su discurso aceptando el Stonewall Honor.

4. Su persona en las redes sociales.

Aunque no es una persona que divulgue su vida privada en público, las redes sociales como Twitter, donde está más activa, nos permiten ver que todo lo que trata en sus novelas es algo que ella vive día a díaThe weight of feathers nos muestra las secuelas que sufre alguien que ha vivido abusos sexuales, y McLemore no oculta haber sido víctima de abusos. Así mismo, en When the moon was ours se trata el tema de amar a una persona trans, y gracias a sus redes sabemos que McLemore está casada con un chico trans.

No se trata de una autora desvinculada de sus obras: para entenderlas bien es necesario conocerla un poco, y Twitter es una gran ventana a su interior.

5. Porque sí.

Este es mi motivo favorito. En realidad no es porque sí, pero es cierto que cuando la adopté todavía no había comprado ni leído un solo libro suyo. Fue una apuesta arriesgada, pero aunque no me hubiera gustado su obra (que me encanta, ahora que ya he leído algo) no me arrepentiría. ¿Por qué?

Wild Beauty

Cuando conocí a McLemore, redactando la noticia de su premio en los Triptree, me dejé en el tintero mucha información sobre ella, información relevante para su obra y su nominación a esos premios. Sentía que debía contarle al mundo quién era Anna-Marie McLemore y por qué era importante leerla. Se convirtió en un símbolo para mí: un símbolo que representa la no-normatividad, una oportunidad de dar voz a todas las personas silenciadas. Ella representaba algo en lo que creo, por lo que trabajo en La Nave Invisible, pero a mayor escala. Y me dije, ¿por qué no?

Voy a adoptarla. Pues porque sí. Y aquí la tenéis.

Pronto os traeré la reseña de The weight of feathers y comenzaré a leer When the moon was ours. Ambas obras he podido comprarlas y leerlas gracias a vuestras donaciones, ¡sois increíbles! Su próxima novela, Wild Beauty, estará pronto disponible y aún necesito algún café más para poder leerla. Por desgracia, McLemore aún no ha sido traducida al español, pero os animo a leerla si podéis en su idioma original, el inglés.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: