¿Por qué decidí autopublicar A través de la arena?

Es una pregunta que me hacen a menudo. ¿Por qué autopublicar, en lugar de intentarlo primero con una editorial? Como sabéis, A través de la arena es mi primera novela y decidí autopublicarla, directamente, sin enviar el manuscrito antes a ninguna editorial. Mi amigo Alberto Sánchez Navarro, autor de Iris (Ediciones Labnar, 2017) me hizo esta misma pregunta tras terminar de leer A través de la arena y me dijo, además, que podía haberla enviado a una editorial, que era material de publicación bueno. Otros amigos se han sorprendido incluso de que la haya autopublicado, porque desconocían que algo así fuera posible.

En sus preguntas no hay mala intención, tan solo desconocimiento sobre el mundo de la autopublicación o la creencia de que la autopublicación es para los rechazos editoriales.

Nada más lejos de la realidad.

La autopublicación es una vía más de publicación, igual de válida que la vía editorial. Autopublicar no implica que tu obra sea mala, que haya sido rechazada por editoriales o que sea un trabajo descuidado. Es cierto que, en el mundo de la autopublicación, hay de todo: mucho bueno y mucho malo. Cualquiera puede subir su libro a Amazon sin revisar ni nada. Pero, seamos honestos: también hay mucho bueno y mucho malo en un catálogo editorial. También hay editoriales que publican sus libros sin revisar, y luego te encuentras horrores como hobillo (esto lo he visto yo misma, no me vengáis a decir que no).

El Castillo Ambulante
El libro es precioso, pero su edición…

El problema de la autopublicación es que está estigmatizada: somos autores que no hemos pasado por el filtro editorial y que no hemos recibido el visto bueno de la policía de la literatura. Parece que si una editorial no te respalda tu obra es, por consecuencia, de segunda o de tercera. Y no es así.

Esta semana es la #SemanaAutopublicados, una iniciativa de Carmelo Beltrán para dar voz a las obras autopublicadas, a las joyas que se esconden detrás de los estigmas. Estad atentos al HT y conoceréis muchas obras nuevas, muchos autores desconocidos y, en general, mucho bueno.

Pero ahora os voy a contar, por fin, por qué decidí autopublicar A través de la arena.

¿Por qué decidí autopublicar A través de la arena?

La verdad es que, cuando me lo preguntan, no sé muy bien qué responder. Porque sí. Porque me pareció lo correcto. Y lo cierto es que creo que la autopublicación era el mejor camino para mí en el momento en el que acabé ATDLA. No porque no pudiera ser aceptada en una editorial, sino porque era lo que tenía que hacer.

A través de la arena
Portada diseñada por Laura López y por mí. Ilustración de Judith Chamizo.

He pasado años trabajando en A través de la arena. Llegó un momento en el que, si no la sacaba al mercado ya, no la sacaría nunca. Por eso la autopublicación se presentó como la vía adecuada: sin buscar editoriales, sin enviar decenas de manuscritos, sin esperar meses por una respuesta. No os equivoquéis: tardé mucho en autopublicarla. La corregí y re-corregí, me ayudaron a maquetarla, diseñamos la portada, las tarjetas, los puntos de libro… El proceso de autopublicación es lento y duro, pero es mío. A través de la arena es mía y de nadie más.

Esto no significa que no vaya a enviar nunca un manuscrito a una editorial: ahora mismo estoy preparando dos. Pero no A través de la arena. Autopublicar me ha dado la libertad que necesitaba mi proyecto y no me arrepiento de nada, aunque eso signifique que me tenga que encargar yo de todo, desde la escritura hasta la publicidad. No será la mejor obra del mundo, ni será mi mejor obra, pero está cuidada al detalle. Y tiene errores que se me han escapado, que he arreglado en las siguientes tiradas, pero esos errores son fruto de la inexperiencia y no de la dejadez.

Los productos autoeditados no están menos cuidados que los editoriales. No son de peor calidad (comprobad, si no, el catálogo de No Es Un Hobby). Lo único que no tienen detrás es un sello editorial que les brinde su apoyo. De alguna manera, autopublicar es incluso más difícil, porque tu eres escritor y editor, publicista y community manager, vendedor y repartidor. Y es una inversión: tienes que ahorrar para todos los pasos, invertir un dinero que no sabes si vas a recuperar algún día.

¿Que por qué decidí autopublicar A través de la arena?

¿Y por qué no?

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Anuncios